Boletín de noticias

José Pomares. Vicepresidente. Area de Proyectos y Formación
José Pomares. Vicepresidente. Area de Proyectos y Formación

RECONOCER se lee igual al derecho que al revés

RECONOCER se lee igual al derecho que al revés.

Curioso verdad? Creo que la bidireccionalidad va en consonancia con la importancia de la palabra. Haga con tus trabajadores, con su equipo de trabajo, con la gente que tenga a su cargo, la siguiente pregunta. ¿Qué es lo que más te motiva y lo que menos te motiva de tus superiores jerárquicos?

Verá la sorpresa en las respuestas. También es bidereccional. En ambos supuestos, lo que más y menos motiva es el reconocimiento. Y ojo cuando los encargados de dirigir gente hablan de su Reconoci-MIENTO. Es peligrosa la palabra.

¿Se acuerdan en la escuela? Aquel profesor que decía “un 10 lo merece Dios, un 9 el Director, un 8 el Tutor, un 7 el jefe de estudios, un 6 el alumno ejemplar y con el resto empiezo a calificar”. ¿Pero por qué? ¿Eso es motivar? ¿Es justo?

Algo que se repite de forma constante se convierte en hábito. Y la excelencia no es más que excederse en lo ordinario. Dar un 1% más cada día hasta convertirse en hábito (de excelencia). Pero seamos humanos (no conviene dejar de serlo). Si no reconocemos las labores bien hechas, el desánimo, el pesimismo y todos los enemigos del hombre (y de la mujer, lo doy por supuesto) crecerán en nuestras mentes.

Reconozca los talentos de su gente. Lo primero que hará es que se sientan satisfechos. Simple pero olvidado. Lo segundo que sientan pasión por lo que hacen. Nada saldrá bien si no se le inyecta la pasión suficiente como para disfrutar del trabajo. Y cuando lo haces, cuando ejerces tus talentos y te los reconocen, te sientes feliz. Y así lograrán una mayor concentración. ¿Cómo creen que pueden aumentar la productividad de sus empleados? Si no es tiempo de ganar más trabajando lo mismo que antes, es hora de sentirse más comprometidos para sacar el barco a flote. Es hora no sólo de hacer más, sino mejor.

Cada vez que un empresario me solicita una selección de personal para su empresa, comienzo haciéndole las dos mismas preguntas. ¿Estás seguro que toda tu gente está dando el 100% de su potencial? ¿Crees firmemente que cada uno está en el puesto de trabajo donde sus fortalezas y talentos se aprovechan mejor? A base de hacernos preguntas encontraremos respuestas y soluciones. Es un ejercicio precioso el hacernos preguntas. En la calidad de nuestras preguntas estará nuestra calidad de vida. Mírese la uñas y admire las de un tigre. Toque su piel y verá que es la mitad de gruesa que la de un corderito recién nacido. ¿Cómo cree que pudimos sobrevivir tan indefensos en la antigüedad? No, nuestras fortalezas no estaban (ni están) en nuestra fuerza física.

 ¿Ha preguntado alguna vez a su equipo de trabajo qué fortalezas están siendo desaprovechadas en la actualidad? Si mejor que ellos ningún consultor lo va a saber…

Y hay algo evidente. Todos, absolutamente todos, podemos ser mejores cada día, hasta llegar a ser héroes. Que sí. Que no exagero. Ser héroe no es más que hacer algo que no nos corresponde por nuestras obligaciones contraídas. Y no me diga que todos los días no podemos superarnos en nuestra vida laboral y personal hasta crearlo como un hábito de excelencia.

Pero si tiene personas a su cargo, por favor, reconozca sus méritos. No le cuesta nada y ganará mucho. E incluso haga una cosa. Pregúnteles en qué se excedió ayer positivamente. Como norma. Y reconozca sus méritos. En su gente, en su equipo, está su tabla de salvación y su trampolín hacia la productividad.

P.D. Se encuentran dos madres en la calle y una le pregunta a la otra: ¿Qué tal tu hija? La otra contesta: -Estupendamente, después de hacer la entrevista para ese trabajo que te dije que le escogieron, en una semana la han ascendido de administrativa a Jefa de Sección, el jefe le ha dado un coche de empresa y ahora le va a alquilar un apartamento cerca de la oficina para que tarde menos en llegar al trabajo.-¿Y la tuya?-Pues la mía igual de fulana pero con menos suerte

 

FEBRERO 2013